El juego simbólico es aquel con el que los niños más aprenden durante toda su infancia. Tiene múltiples beneficios para el desarrollo de los peques porque con él, los niños ensayan jugando situaciones en las que más tarde se desenvolverán en la vida real. Para fomentarlo, debemos potenciar aquellas actividades que lo estimulan

Anuncios